Fiesta o boda

Hola Bandidos y bandidas: estoy otra vez por aquí con el objeto de hacer una reflexión con motivo de las bodas a las que he asistido a lo largo de este año y las que he visto en las revistas.

Una de las cuestiones que me planteo es que en ocasiones cuando pensamos que vamos a una boda de tarde pensamos que acudimos a una fiesta y no, no es así. Son dos conceptos distintos, la boda es un compromiso mediante el cual dos personas deciden compartir su vida “supuestamente” para siempre. Para este tipo de eventos, es importante tener en cuenta que aunque sean de tarde, ello no quiere decir que tengas que llevar un vestido de fiesta, ya que son dos eventos distintos.

En primer lugar, ten en cuenta la hora y el lugar del evento, ya que dependiendo de donde sea el estilismo va a variar. En segundo lugar, la estación del año, no es lo mismo un evento de verano que uno de invierno. Para terminar, una vez que tengas esos dos aspectos claros busca un estilismo que se adapte a ti.

A la hora de escoger un estilismo, hay que tener en cuenta que si hablamos de boda, que no de fiesta debes de tener claro el lugar, la hora y como va a ser la boda, ya que si es tipo coktel, que se oscila mucho, o es sentado el atuendo puede variar. Vamos a poner por ejemplo una boda de tarde, en una finca que es sentada y además en verano que suele ser temporada de bodas.

Para este evento, debes ir de largo o bien vestido o falda o si lo prefieres dos piezas. Nunca, debes escoger el negro, ya que es un color asociado a las fiestas, tampoco las lentejuelas o los tules y por supuesto nunca el blanco que es color exclusivo de la novia. Apuesta por colores que te favorezcan y estilicen que además te permitan combinar de otras maneras y darle otro aire lejos de la boda. Los colores pastel, los aguamarina, verde oliva, azul klein, amarillo o algún estampado floral pueden ser tus aliados para las bodas. Aquí os dejo unos ejemplos de vestidos para boda de tarde.

Ahora, ¿Cómo le damos forma? pues a continuación os mostraré unos estilismos para el ejemplo al que se hace mención.

Dejando a un lado las bodas, vamos con las fiestas. Las fiestas son eventos es los que se celebra algo, pero no tiene porqué ser la unión de dos personas. Por norma general, las fiestas suelen ser de noche, ello no quiere decir que no las haya de día, pero eso no es el tema que nos concierne.

Para escoger el estilismo, es necesario volver a tener en cuenta la franja horaria, el lugar y la estación del año. Vamos a poner el mismo ejemplo que el anterior, una fiesta en verano, en una finca sentada. Para este evento, podrás optar por vestidos largos o faldas largas o incluso dos piezas. Si te apetece puedes optar por lentejuelas, tules, o vestidos vaporosos.

Para este evento, puedes ir con escotes pronunciados, esmoquin, plumas, flecos…. Las fiestas, es lo que son, fiestas y te permiten mas libertad de movimiento. Incluso, si te apetece, puedes ir bien de blanco o incluso rojo.

Os dejo y nos vemos pronto, ya sabéis que podéis seguir mis aventuras tanto por instagram como por Twitter.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: