Ropa deportiva

¡Hola bandidas y bandidos! Antes de comenzar, me gustaría dar las gracias a todas aquellas personas que me envían comentarios diciendo que les encanta como escribo. Que sepáis, que los leo todos, he intento ir contestando uno por uno a todos ellos. Una vez dicho esto, vamos a comenzar con la nueva entrada.

Hoy, hablaremos de la ropa deportiva, esa ropa que cuando teníamos 10 años era de lo más horrorosa del mundo mundial. Recuerdo que cuando era pequeña, el chándal del colegio no podía ser más feo e incómodo. Hace unos 6 o 7  años, hemos empezado a asistir a un cambio cualitativo y cuantitativo en cuanto a ropa deportiva se refiere. Desde las firmas de siempre hasta firmas low cost han sabido sacar partido al deporte adaptándolo a las nuevas tendencias de cada temporada.

Sin embargo, lo que nadie se esperaba es que esta tendencia fuera a salir del gimnasio o de la clase de yoga para trasladarse a la calle. Pues bien, ha pasado, el chándal ha llegado a nuestras vidas y ha venido para quedarse por lo menos  por una temporada, y quien sabe si alguna más también.

En primer lugar, esta tendencia empezó a surgir cuando Isabel Marant lo comenzó a sacar en sus pasarelas sin embargo, no fue hasta que la bloguera internacional Chiara Ferragni se lo empezó  a poner para viajar en avión tirando por tierra todos esos estilismos imposibles e irreales de miles de blogueras, que publicaban como en un vuelo de 8 horas iban con tacones y con miles de joyas encima… en definitiva, con unos estilismos poco prácticos para viajar. Pues bien, desde que se lo empezó a poner con botas moteras o incluso con sneakers esta tendencia ha atravesado fronteras y ha llegado a nuestro país de la manera más odiada del mundo, ¡Con tacones! ¿Quien nos iba a decir hace algunos años que el chándal con tacones iba a estar de moda? pues señoras y señores ¡lo está!. La firma de lujo Gucci, lo volvió a elevar a la máxima potencia con estampados de lo más atrevido y combinado con su famosa bomber.

En segundo lugar, esta tendencia aunque parezca fácil de llevar no lo es. No se piensen ustedes que se  puede combinar con todo, porque no. La forma más sencilla de combinarlo es con una zapatillas blancas, una camiseta de algodón y una cazadora vaquera over-size para darle un toque de distinción. Si lo prefieres puedes ponerle una sudadera del mismo color, de forma que parezca un uniforme. Intenta aportarle algún complemento que le quite ese toque tan deportivo y le de un toque diferente.

En tercer lugar, la otra opción para las más atrevidas y arriesgadas es ¡Con tacones!. Para algunas personas será una horterada para otras puede ser lo más trendy de esta temporada. Si lo combináis con tacones,tenéis que tener en cuenta dos cosas. La primera de ellas, el tacón siempre le deberá aportar un toque femenino y siempre es para sumar, nunca para restar. La segunda, si es un pantalón baggy que ciñe en el tobillo, un stiletto es una buena opción. Si el pantalón es acampanado, el tacón ancho es una buena alternativa. La bota, es un elemento que se te puede catapultar a la fama o caer en picado, así que si no lo tienes claro, no arriesgues.

Esto ha sido todo por hoy bandidas y bandidos, ya sabéis que podéis seguir mis aventuras por instragram, twitter y bloglovin. Un saludo y nos vemos pronto.

 

 

Los comentarios están cerrados.

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: